Todos los derechos reservados Flamenco Vivo Records - diseño de Interweb

LA PATAITA

06 / 29 / 2017

Desde el éxito americano de Carmen Amaya, el baile flamenco se ha convertido en la seña de identidad del flamenco en todo el mundo. Hay más academias de baile flamenco en Tokio, Taipei o Caracas que en Madrid o Sevilla. Sin embargo, como dijo el poeta, “todo lo que el flamenco gana en extensión lo pierde en profundidad”.

El flamenco se convierte en espectáculo, arte de comunicación frontal, por lo que hay que darle al público espectacularidad. Y esto se basa, fundamentalmente, en la habilidad, limpieza y velocidad de los pies.
Antonio el Bailarín y Antonio Gades se separan de la esencia del baile flamenco para convertirlo en un espectáculo de masas asimilable por todos los públicos. Algo circense, diría yo.

La difusión del documental “Triana pura y pura” está teniendo efectos sorprendentes entre la juventud bailaora. Farruquito ha ralentizado su baile. Lo ha hecho más íntimo y más fundido con el cante. Pastora Galván ha retomado los tangos de Triana, de El Titi, el Herejía o Pepa la Calzona. Baile de gesto, de improvisación, de complicidad… y encima los viejos de Triana bailaban en babuchas.

Paco Valdepeñas y su compadre Ansonini fueron el paradigma de ese baile íntimo que sólo se produce en el ámbito natural del flamenco: la fiesta. Flamenco como arte de comunicación circular, donde no hay espectadores, sino participantes.
Hoy compartimos con vosotros un baile de Paco Valdepeñas en una auténtica fiesta. Veréis que se puede bailar sin botas, sin un tablao para repicar, y transmitirnos más emoción que los chicos de la ametralladora.

Como todos los genios de esa época también tiene su poema escrito por nuestro poeta de guardia: Carlos Lencero.

La Giralda es vertical.
Paco Valdepeñas, más.
Si hubiera sido torero,
el toro, desde su altura,
parecería miniatura,
más que toro verdadero.
Pero torero no es,
que cambió las taleguillas,
la espada y las banderillas,
por su chaqueta al revés.
Y, a veces cuesta saber
si es la chaqueta quien baila
lo que Valdepeñas canta;
o, al revés.
La Giralda es vertical.
Paco Valdepeñas, más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies